in

Primera jornada de O Son do Camiño

El festival santiagués O Son do Camiño arrancó su tercera edición por todo lo alto. Los pontevedreses Furious Monkey House fueron los encargados de abrir el festival, confirmándose como una de las bandas emergentes gallegas a tener en cuenta. The Killer Barbies inauguraron el escenario Estrella Galicia, dando el toque punk rock de la jornada.

Uno de las actuaciones más aplaudidas del día fue la del zaragozano Kase.O, Jazz Magnetism. Consagrado como uno de los raperos más relevantes del panorama nacional, el artista hizo vibrar a todos los asistentes con temas como “Mitad y Mitad” y “Mazas y Catapultas”.

Jhay Cortez, uno de los headliners del festival, conquistó con sonidos latinos y mucha pirotecnia. El puertorriqueño no es solo admirado por fans, sino por otros artistas tales como Carlos Sadness, que bromeó con hacer una versión autodenominada “transcendental” de su “Dákiti”. Sadness, que confesó que había perdido el avión para Santiago y tuvo que viajar a Avilés tres horas antes de su set, fue la viva imagen del verano y de lo tropical en canciones como “Todo Estaba Bien”, “Isla Morenita” y “Hale Bopp”.

Los británicos Foals presentaron horas antes de su estreno temas de su nuevo álbum, Life is Yours, así como viejos clásicos como “Mountain at My Gates” y “My Number”, que hicieron temblar al Monte do Gozo.

El gallego Sen Senra, que en los últimos años se ha hecho hueco en el panorama pop español, hizo alusiones a sus raíces y a su tierra, con letras nostálgicas y un sonido que fusiona el garaje, el R&B y el hip hop.

El gran momento de la noche llegó con C. Tangana. Acompañado de sus ya habituales como La Húngara, adaptó magníficamente el despliegue de su gira “Sin Cantar ni Afinar” al escenario Xacobeo. Entre sonidos trap y flamenco, El Madrileño demostró por qué es uno de los artistas más aclamados de la escena nacional, derrochando clase y talento con canciones de su último álbum como “Demasiadas Mujeres” y “Tú Me Dejaste de Querer”, así como de trabajos anteriores, como “Llorando en la Limo” y “Tranquilísimo”.

The Chemical Brothers ofrecieron un espectáculo sin igual, en donde lo visual tuvo gran relevancia. El dúo formado por Tom Rowlands y Ed Simons fusionó su particular sonido de electrónica con deslumbrantes y estrafalarias luces y gráficos.

Otro dúo que también hizo vibrar a los más jóvenes fue Boyanka Kostova. Los de Santiago invitaron al escenario a Dios Ke Te Crew a cantar su colaboración “OG”. Fusionando el folklore tradicional con trap, cerraron su set con una de sus canciones más aclamadas, “Muinheira De Interior”.

Los momentos pop de la noche estuvieron protagonizados por Sebastián Yatra y Lola Índigo, encargada de cerrar la jornada. Con increíbles coreografías, ambos hicieron bailar y cantar sus innumerables hits a todos los asistentes.

Sin duda, la primera jornada de O Son do Camiño ha dejado grandes momentos musicales. Desde el pop más mainstream y el reggaeton, pasando por el rap, la electrónica o el rock, el festival gallego se consolida como una opción con una amplia variedad de géneros musicales, donde todo tiene su hueco, sin estar fuera de lugar.

Redacción: Alba Sixto

Fotos: Olalla Tellería

Mecha salta del freestyle a la canción

Anuel AA y Liam Gallagher arrasan en el segundo día de O Son do Camiño